FAMILIA AL INSTANTE

Una comedia romántica típica. Recibes lo que esperas. Lo que te imaginas, sucede. Tal cual.

Luego todo gira en cómo de ingeniosos son los gags y cómo de empalagoso el drama que se entremezcla.

En resumen, es un buen equilibrio entre entretenida y lacrimógena. Los gags son graciosos y juegan con lo políticamente incorrecto de las relaciones con niños huérfanos.

Es una película familiar, que está bien de ver en familia y que solo se justificaría si fuera en familia. Solo, ni por asomo.

Ficha técnica en FilmAffinity

THE OLD MAN AND THE GUN

Broche de oro para Robert Redford. Un monstruo de la interpretación que, sin tener que demostrar nada, nos regala su última película como si fuera un epitafio escénico.

Una película que le mima y le envuelve de una excelente realización y un reparto que lo llevan hasta donde supongo que él quería.

Un atracador, apasionado por lo que hace. Un caballero que cuida hasta el más mínimo detalle para vivir la vida como realmente quiere, pero sin molestar a nadie. Difícil equilibrio.

Su destino lo dibujó de pequeño y lo esclaviza lo que no le permite tener una vida normal

A fuego lento. Con sonrisas. Cálida y entrañable.

Ficha técnica en FilmAffinity

SPIDER-MAN: UN NUEVO UNIVERSO

Y es que Spider-man da juego. Es un superhéroe muy conocido y se le ha de sacar jugo. Bien es cierto que con Spider-man, las películas que producen son variopintas y enfocadas desde muchos puntos de vista.

En esta ocasión, tenemos la historia de la existencia de diferentes tipos de Spider-man en universos paralelos (algunos incluso graciosos). El guión discurre en cómo estos diferentes Spider-man (o Spoder-woman) colaboran contra un enemigo común.

Es curioso ver cómo han creado la animación y como imitan, en ciertos momentos la estética de los cómics clásicos reflejando, incluso, los defectos de serigrafía cuando los cómics se hacían con una calidad media-baja.

Un historia entretenida, pero que no aporta nada a la historia de Spider-man. En resumen, seguir tirando del personaje para ganar dinero.

Ficha técnica en FilmAffinity

GLASS

La obra cumbre que culmina la trilogía de Night Shyamalan.

Podría parecer que «El protegido» y «Múltiple» no tendrían porqué tener conexión, pero todo es un milimétrico plan de Shyamalan urdido para enriquecer el cine fantástico y de superhéroes.

Esta última entrega da sentido a la trilogía. Te abre los ojos del mensaje que quiere darte y resuelve los misterios y las angustias de sus principales personajes en las entregas anteriores.

Destacar, como hicimos en la crítica de «Múltiple«, el papel de James McAvoy. Un virtuoso de la interpretación.

Una película en la que no encontrarás espectacularidad y que puede parecer que a momentos baja tu nivel de atención, pero todo está pensado para el clímax final.

Si te gustó alguna (o las dos) de las anteriores, no podrás vivir sin este magistral cierre.

Obligatoria.

EL VICIO DEL PODER

A este tipo de películas las clasificaría como «generadoras de odio». Son de aquellas que las ves y, cuando sales de la sala de cine, te gustaría quemar algún contenedor y apuntarte a un comando anarquista.

Es la historia de Dick Cheney, vicepresidente de George Bush (hijo) y de cómo se hizo fuerte dentro del poder político/económica estadounidense con todas las malas artes posibles.

Y cabrea. No por este personaje, que también, sino por el hecho de ver de forma palmaria que lo que te habías imaginado y preferirías no crees, es la realidad.

Del director de «La gran apuesta» (también con Christian Bale y Steve Carrell), esta película pretende explicar la bajeza moral y humana del sistema político más influyente de todo el mundo. Y, ¡cómo no!, sales cabreado.

Pero aconsejo verla porque es información real (o casi) de lo que sucede. Nunca está de más. Aunque te lleves un disgusto.

Ficha técnica en FilmAffinity